Las emisiones de carbono se mantienen estables pese al crecimiento económico

La caída global del carbón como fuente principal de energía está permitiendo alcanzar niveles de emisiones de carbono que no se veían desde el siglo XIX.