El YotaPhone 3 no será el poderoso teléfono con doble pantalla que esperabas

YotaPhone 2

Si andabas esperando a tener noticias del próxima YotaPhone, tenemos una noticia buena y otra mala que darte: la primera es que ya sabemos nuevos datos sobre el YotaPhone 3; la segunda es que no te van a gustar nada. Durante la Expo China-Rusia, celebrada en Harbin, la gente de Baoli Yota (una joint venture formada por Baoli y Coolpad) desveló la fecha de estreno del citado teléfono, descubriendo que lo podremos conocer a principios de otoño, casi cuatro años después del lanzamiento de su antecesor.

YotaPhone 3: especificaciones

El teléfono vendrá con 64 y 128 GB de almacenamiento interno y, según una fuente de confianza de Engadget, dispondrá de un procesador Snapdragon 625, el mismo que montan el ASUS ZenFone 3, Moto Z Play o la BlackBerry KEYone. Un chip que no deja de ser una mala opción, pero que se aleja de l poderío que esperábamos después de casi cuatro años en silencio y teniendo además ahora en cuenta que el smartphone no verá la luz hasta dentro de varios meses (entre octubre y noviembre, nos dicen), cuando el 625 quede obsoleto. Los dos previos YotaPhones puede que llegaran también algo tarde pero al menos lo hicieron siempre con procesadores de teléfonos propios de la alta gama.

En cuanto al resto de cualidades y de acuerdo a la hoja técnica facilitada a este medio, el Yota3 vendrá con una pantalla principal más grande, de 5,5" (1080p AMOLED) y otra trasera táctil de 5,2" a 720p de tipo E-ink. No se olvidará del lector de huellas, los 4 GB de RAM, Android Nougat como SO móvil o la doble bandeja SIM (actuando una como lector microSD también).

El equipo dispondrá de una cámara de 12 MP con flash dual, otra frontal de 13 MP, puerto USB-C (que hace las veces de salida de audio) y batería de 3.200 mAh.

El culebrón Yota

La familia YotaPhone ha pasado por una auténtica montaña rusa desde hace dos años hasta ahora. En octubre del 2015, la rusa Yota Devices vendió el 64,9% a la compañía china Baoli, firma que iba a asociarse con ZTE para producir el Yota3. Sin embargo, al final Baoli solo compró el 30% en abril del siguiente año -el resto se repartió entre otras tres compañías.

Yotaphone 3

Baoli estableció entonces un acuerdo con Coolpad (y no con ZTE) a finales del 2016, sin embargo no quiso aportar el capital necesario y correspondiente para poner en marcha la producción en masa del Yota3. Tales han sido las desavenencias, que incluso el antiguo CEO de Yota Devices ha acabado denunciando a Baoli en Reino Unido.

En semejante y tenso marco de relaciones ruso-chinas se ha forjado un teléfono que ni tan siquiera sabemos si llegará a cumplir las expectativas. Desde luego a juzgar por su chipset ya casi podemos asegurar que no. Qué pena.