Hallan un pastel de manzana conservado en la Antártida durante más de un siglo

Hallan un pastel de manzana conservado en la Antártida durante más de un siglo

  • La tarta fue descubierta en Cabo Adare, donde se construyeron las primeras cabañas en la Antártida.
  • Su "excelente" estado de conservación ha sorprendido a los científicos que trabajan recuperando los objetos de las primeras expediciones polares.

En el interior de una caja de estaño, envuelto en papel, un equipo de científicos neozelandeses ha descubierto un pastel de manzana conservado presumiblemente en la Antártida durante más de un siglo. Según ha anunciado la Fundación Antarctic Heritage, el hallazgo ha sido realizado en un refugio situado en el Cabo Adare, un punto clave para las diferentes expediciones que durante el siglo XIX y el siglo XX exploraron el continente helado.

Los investigadores sugieren que el pastel de manzana pudo pertenecer a Robert Scott, el líder de la mítica expedición Terra Nova

Para sorpresa de los investigadores, aunque la caja metálica estaba muy oxidada, el dulce se encontraba en un "excelente" estado de conservación. Según han podido averiguar, el pastel fue fabricado por Huntley & Palmers y probablemente date de los tiempos de la mítica expedición Terra Nova, la misión británica liderada por Robert Falcon Scott. El capitán de la Marina Real Británica fue el oficial que alcanzó por segunda vez en la historia el Polo Sur, después del hito histórico conseguido por el equipo de Roald Amundsen.

Los investigadores postulan que la tarta de manzana pudo pertenecer al propio Scott, ya que hay documentos que acreditan que el explorador tomaba esta marca particular de pastel de manzana durante los tiempos de la expedición Terra Nova, entre 1910 y 1913. "Aunque la caja estaba en malas condiciones, la tarta en sí parecía y olía (casi) comestible", ha asegurado la entidad en un comunicado. Su buen estado de conservación, a tenor de las imágenes difundidas, puede explicarse por las condiciones inhóspitas de la Antártida. Según el Servicio Meteorológico de Noruega, un día como hoy la temperatura del Cabo Adare no supera los -20ºC.

antártida
Fuente: Antarctic Heritage Trust.
antártida
Fuente: Antarctic Heritage Trust.
antártida
Fuente: Antarctic Heritage Trust.

"Con tan solo dos semanas para continuar la conservación de los artefactos encontrados en el Cabo Adare, hallar un pastel de fruta preservado de forma tan perfecta en el último puñado de latas no identificadas y gravemente oxidadas fue una sorpresa. Es un alimento ideal altamente energético para las condiciones de la Antártida y sigue siendo un buen alimento en los viajes actuales", ha asegurado Lizzie Meek, de la Fundación Antarctic Heritage. Desde mayo de 2016, un equipo de investigadores trabaja para recuperar los elementos y objetos recuperados de la Antártida en el Museo Canterbury. Solo en el pasado mes de julio encontraron más de 1.500 piezas.

Una vez recuperados, los objetos centenarios deben devolverse a su lugar de origen

Una vez restaurados, todos los objetos deben devolverse a su lugar de origen, según lo estipulado en la legislación sobre el área especialmente protegida de la Antártida. En el caso del pastel de manzana encontrado, los científicos tuvieron que limpiar el óxido de la caja, aplicar un tratamiento químico y recubrir los restos de estaño, para después eliminar el ácido de la etiqueta y llevar a cabo alguna reparación más del papel que envolvía la tarta. La fundación espera continuar su trabajo en los edificios situados en el Cabo Adare. En particular, sus trabajos de conservación se centrarán en las cabañas levantadas por la expedición noruega de Carsten Borchgrevink (1899) y utilizadas posteriormente por la expedición de Scott en 1911. Estas construcciones son las primeras realizadas en la historia de la Antártida.