Los mejores telescopios para iniciarte en la astronomía

Los mejores telescopios para iniciarte en la astronomía

Si quieres engancharte a esta fascinante ciencia, aquí tienes algunas recomendaciones para empezar.

Este mes, el calendario astronómico viene cargado de acontecimientos espectaculares. Algunos de los fenómenos celestes más importantes del año se dan cita en verano. Sin ir más lejos, el pasado 7 de agosto pudimos disfrutar de las increíbles imágenes que nos brindó el eclipse lunar.

Además, estos días la Tierra se encuentra atravesando la estela del cometa Swift-Tuttle, lo que provoca en el cielo destellos conocidos como perseidas. Las también denominadas “lágrimas de San Lorenzo” tendrán un pico de actividad durante este fin de semana, alcanzando su máximo visible durante la noche del 12 de agosto.

Este tipo de acontecimientos nos recuerdan la belleza celeste y, en ocasiones, pueden interpretarse como una invitación a explorar el magnífico mundo de la astronomía. En este sentido, los telescopios, aunque no siempre son imprescindibles para observar estos fenómenos, han resultado instrumentos tremendamente útiles para comprender el firmamento y satisfacer las inquietudes más curiosas.

Elegir un buen telescopio no es una tarea sencilla, ya que entran en juego una gran cantidad de factores. Pero ¿cuáles son los más importantes a tener en cuenta? Existen dos características fundamentales que nos servirán como base y nos ayudarán a orientar la búsqueda: el diámetro del objetivo y la distancia focal. El diámetro del objetivo determina la cantidad de luz que será captada por el telescopio y, con ella, el grado de nitidez de la imagen. La distancia focal marca el recorrido de la luz desde el objetivo hasta el ocular, estableciendo su número de aumentos. Teniendo esto en cuenta, podremos conjugar nuestras necesidades con el presupuesto del que dispongamos para escoger la opción a la que podamos sacarle el máximo partido. Estas son algunas de nuestras propuestas para que inicies tu viaje.

Telescopio refractor

El refractor es el primer telescopio óptico que se desarrolló y, a día de hoy, es el modelo más popular. Consiste en una serie de lentes que recogen la luz y la transmiten al ocular a través de un tubo. Aunque existen distintas configuraciones ópticas para este conjunto de lentes, este modelo entrega una imagen de gran nitidez y es la opción más recomendable.

Este telescopio de Lixada resistente al agua te resultará muy cómodo a la hora de viajar gracias a su diseño compacto y ligero. Su objetivo de 70mm te permitirá realizar pequeñas observaciones estés donde estés y su trípode metálico te resultará de gran ayuda. No dejes tu hobbie atrás cuando viajes y consigue este accesorio por solo 99,99€.

Este otro telescopio de Celestron es una muy buena opción a un precio asequible. Sus 114mm de diámetro de objetivo y 900mm de distancia focal son más que suficientes para iniciarte en el arte de observar los astros. Puede ser tuyo por 181€.

Si tus inquietudes van un poco más allá y buscas un telescopio de mayor calidad, este otro modelo de Celestron tal vez te interese. Su distancia focal es de 660mm, cuenta con montura azimutal y cuesta 573,97€.

Y para los exploradores de estrellas más exigentes, el Celestron NexStar 8 ofrece muchas más prestaciones. Con un diámetro de objetivo de 203,2mm, distancia focal de 2032mm, montura altazimutal computerizada y trípode de acero inoxidable. Además, incluye materiales astronómicos y mapas celestes imprimibles. Una experiencia completa por 2.050,27€.

Telescopio reflector

Este otro modelo se compone de dos espejos: uno primario, cóncavo, situado en la parte inferior del tubo, y otro secundario, plano, que dirige la luz hacia el ocular en un ángulo de 45º. Su ventaja respecto a los refractores es que, al componerse de espejos, se elimina la aberración cromática, aunque su calidad óptica suele ser inferior.

Este telescopio reflector de Seben puede ser una buena opción para empezar. Cuenta con una apertura de 114mm y una distancia focal de 1000mm, permitiendo observaciones muy claras. Además, incluye una serie de accesorios que harán tu actividad aún más fascinante. Todo por 135,99€.

Otra gran opción es este reflector de Celestron con montura ecuatorial alemana para un seguimiento uniforme. Tiene una apertura de 127mm y una distancia focal de 1000mm, y su montaje rápido y sencillo permite disfrutar de sus prestaciones desde el primer momento. Su precio es de 219€.

Y si quieres iniciar a los más peques en el mundo de la astronomía, te vendrá bien este telescopio de SKM. Sus 70mm de apertura y 300mm de distancia focal serán más que suficientes para que empiecen a engancharse al fascinante mundo celeste. Llévatelo por 32,99€.